Buscar

Gobiernos Minería

Minería espera fallo de SCJN antes de septiembre, reformas más zozobra y “cielo abierto” amenaza

Compartir

Entre los cambios constitucionales que quedaron en la mesa en el pasado periodo de sesiones en el Congreso, fue prohibir la producción de petróleo vía “fracking” y la minería a “cielo abierto”.

Ya con la mayoría de Morena, ambos asuntos muy riesgosos para el futuro, podrían retomarse con María Luisa Albores aún en Semarnat y el aval de Andrés Manuel López Obrador.

En EU la explotación de fracking ha hecho diferencia y para la minería, la opción de “cielo abierto” es el 60% de la actividad.

De por sí cuando se habla que en 2023 la producción en esa industria cayó 14% y las inversiones más de 3,000 mdd, no es la mejor noticia dada su importancia en la generación de insumos nodales.

Vaya de prevalecer con Claudia Sheinbaum el embate a la minería, se podría generar que México de exportador se convierta en importador de muchas de esas materias primas.

En el sexenio hemos presenciado la veda de Semarnat en permisos y concesiones y se ajustó la Ley Minera, sin que Economía de Raquel Buenrostro elaborara un reglamento. Obvio, no hay certeza.

Con la reforma judicial en el tintero, hay ahora el riesgo de dar al traste la última ventanilla que ha tenido esa industria para inconformarse.

Hay cantidad de amparos de empresas nacionales y extranjeras, que bien podrían verse comprometidos. En particular está la acción de inconstitucionalidad en la SCJN contra los cambios a la ley.

El recurso está con el ministro Alberto Pérez Dayán. Se espera que esté listo antes de septiembre, o sea antes de que se inicien los nombramientos de jueces por elección.

La esperanza es que dicha resolución sea favorable para esa industria encajada en Camimex de Jaime Gutiérrez. Si es así los ajustes a la ley se vendrán abajo. Habrá que regresar al marco anterior, en cierta medida vigente, por la falta de legislación secundaria.

Como quiera incertidumbre y temor por los cambios que podrían supeditar el accionar de la SCJN al poder ejecutivo. Veremos.

Por: Alberto Aguilar

Fuente: El Sol de México