Calavera minera

Share

Por: Alberto López Santoyo, Director de Mundo Minero


Ataviada con casco minero

Salió la calaca en la noche

Buscaba a un tal ingeniero

Que la apapachó en su coche.

secantly http://castrorodriguez-abogados.com/?podkat=cerro---amate-chicos-solteros&fad=37

Aquí la historia no acabó

Pues la calaca quería un entierro

Pero hubo cambio de rol

Con el ingeniero minero.

villeneuve-lès-maguelone rencontre homme riche

Desde entonces su alma anda en pena,

Buscando a su amor eterno

Llegó al fondo de una mina,

Pensando que era el infierno.

La doña sigue buscando

A aquel atrevido ingeniero

Tantos agujeros anda cavando

Que ya parece cementerio.

Estuvo en Zacatecas, Sonora y Durango,

Al minero por todos lados llamando

Aquel que le dio tal apapacho

Que acabaron bailando un tango.

Dicen que algunos la vieron

Que hablaba de tiros y vetas

Donde atrevido el minero

Le pegó sus buenas marometas.

La guadaña andaba afilando

Y entre suspiro y suspiro

El ingeniero brincando

Se le escapó por un tiro.

Y esta historia se acaba

Sin el final feliz,

Cuando el minero y la flaca

Tuvieron su pequeño desliz.