Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Oro y plata, imparables

Nada parece detener al oro en su carrera por anotar un nuevo máximo histórico. Impulsado por una racha alcista, despertó este jueves con un precio spot de hasta US$1,883 por onza, avivando las esperanzas de verlo romper el récord de US$1,921 que marcó el 6 de septiembre de 2011. La plata le sigue los pasos.

Este año, crítico en varios aspectos, ha favorecido al valor del oro con un aumento de más del 23%, al menos hasta el 23 de julio de 2020, pues en mercados no hay nada escrito.

Mientras que el oro vuela por alturas no alcanzadas en nueve años, la plata hace lo propio y se coloca en un nivel que no había tocado en un sexenio, superando los US$22.93 por onza durante la mañana del jueves, un aumento de más del 21% en este año.

En el caso del oro, la pandemia Covid-19 que no da tregua, las tensiones entre Washington y Beijing, los estímulos que inyectan los bancos centrales en su intento de avivar la economía, los inversionistas corriendo a un refugio seguro como el metal dorado… han creado la tormenta perfecta, y el mineral áureo podría relucir como nunca antes.

Siguiendo esta tónica, el analista de mercados Jeffrey Halley comenta: “Con la tensión creciente entre Estados Unidos y China, los rendimientos de los bonos estadounidenses que siguen bajando, y un dólar más débil puesto en evidencia, la base para alcanzar precios más altos del oro sigue siendo fuerte”.

MM-logotipo-horizontal

Recibe nuestro boletin en linea

Es fácil: todo lo que necesitamos es que nos envíes tu nombre y correo electrónico.