• 13 julio 2020
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Homenaje póstumo a Porfirio Padilla

Para honrar la memoria de Porfirio Padilla Lara, un geólogo muy querido en el sector minero mexicano, los agremiados de la AIMMGM y la Asociación de Mineros de Sonora celebraron una emotiva videoconferencia donde participó la familia del Ing. Padilla.

Alrededor de 85 personas se unieron al homenaje vía Zoom, en ceremonia moderada por el Director de Minería de Sonora, Alberto López Santoyo.

En este evento especial celebrado el 22 de junio (justo un mes después de la partida de Porfirio Padilla) se presentaron dos videos, y tanto sus amigos del gremio como su hijo compartieron testimonios de la grandeza y calidad humana del homenajeado.

De los episodios clave en la vida del Ing. Padilla, o el “Buen Porfirio”, como le llamaban a causa de su bonhomía, se dijo que egresó como geólogo por la UNAM en 1972; que explorando en Atrato, Colombia conoció a su esposa Mercedes, con quien procreó a sus hijos Tania, Ingred y Porfirio; y que se aventuró con amigos entrañables a formar la exitosa compañía Minera Cascabel.

En el evento virtual abundaron las palabras de aprecio y gratitud, que sólo cesaron durante un minuto en honor a la memoria de Porfirio. A continuación reproducimos algunos de los mensajes que conformaron el homenaje.

De entrada, el Presidente de la AMSAC, Eduardo Portugal, declaró: “Era un ser humano que se distinguió siempre por su gran labor humanista. Sencillo, honrado, tenía una gran labor con la niñez de Hermosillo, siempre apoyaba al que se le acercaba. Era una persona que tenía una gran pasión por su profesión, uno de los grandes exploradores mineros que hemos tenido en el país, además de ser un gran amigo que sabía mucho de la palabra lealtad”.

Gustavo Amador, Presidente de la AIMMGM Distrito Sonora, mencionó: “Porfirio Padilla fue un hombre íntegro, humano, sencillo, servicial, humilde, flexible y empático. Conozco muchos colegas que cuando egresaron no conseguían trabajo, y su primera oportunidad laboral la tuvieron gracias al Ing. Padilla, quien muchas veces a pesar de no contar con vacantes disponibles, su convicción de apoyar a su colegas era mucho más fuerte. Hay una faceta que siempre tengo presente cuando lo recuerdo, y estoy seguro que es compartida por todos sus amigos: siendo un destacado y exitoso profesionista nunca perdió el piso, su sencillez era su carta de presentación”.

En este sentido se expresó el Director de Minería de Sonora: Cientos de aciertos marcan su éxito profesional, pero la gran herencia que deja para sus hijos y para todos los que nos consideramos sus amigos, es su gran humildad. Porfirio nos deja una lección de nobleza y sencillez, marcada siempre por actos de solidaridad con los amigos que se acercaban a él para pedir ayuda, gracias a lo cual propios y extraños se referían a él como el Buen Porfirio.

Por su parte Víctor del Castillo declaró que a pesar de que no le gustaba hacerse notar, tarde o temprano sus múltiples virtudes se ponían de relieve: “Siempre ayudando a la gente, viendo qué necesitaban. Era un ejemplo para los miembros del grupo y sigue siendo. Su ejemplo va a quedar por mucho tiempo. Porfirio, un gran hombre, un gran ingeniero, un gran geólogo. Me dio mucho gusto haber sido su amigo”.

Ma. Guadalupe Yeomans, quien por 28 años trabajó con él, refirió: Una de las personas más profesionales, honestas, caritativas, decentes y humanas que Dios ha puesto en mi camino. Muchas gracias Ingeniero por la oportunidad que tuve de aprender tantas cosas a su lado, espero no defraudarlo y seguir continuando con su legado.

Robin, un amigo inseparable del Buen Porfirio, dijo a su vez: Siempre fue una persona que se preocupaba por el trabajo, por nuestras familias, y no va a acabar uno de agradecerle tantas cosas que hizo por nosotros. Siempre lo vamos a extrañar y va a estar en nuestro corazón y en nuestra mente para siempre. Muchas gracias, Ing. Porfirio Padilla, por todo”.

Peter Megaw, quien fuera socio de Porfirio en Minera Cascabel y uno de sus grandes amigos, mencionó que siempre recordará a Porfirio jugando futbol con su esposa Mercedes, las Bohemias o copas de vino tras largas jornadas de trabajo, y que el éxito que obtuvieron con la compañía emprendida superó sus expectativas, en gran parte gracias al homenajeado. “A todos ustedes y a Porfirio muchas gracias por permitirme compartir la vida personal y profesional por tantos años, no tengo más palabras que: Duérmete bien. Hermano mío, muchas gracias”.

Otro de los socios y grandes amigos del Ing. Padilla fue Hugo Gamiño, quien dijo que: “Todos los buenos sustantivos que hay en el diccionario, en modo superlativo, no alcanzan para describir su grandeza, su espíritu de ayuda para todo el mundo, su gran humildad, su derroche de amistad y su ejemplar vida familiar”.

Finalmente, el joven Porfirio expresó que su padre daba todo sin esperar nada a cambio, y remembró: “En varias ocasiones al año nos pedía que sacáramos ropa para donarla a personas de bajos recursos; nosotros sacábamos la más vieja o la más gastada, pero él siempre sacaba la más bonita, yo le preguntaba por qué, y decía: Lo hago porque la necesitan más y les va a durar más que a mí. Siempre dando lo mejor de sí mismo por tener a su familia y amigos cercanos felices”.

Entre los videos que se proyectaron en el marco de la videoconferencia, se mostró al propio Ing. Padilla cuando recibió un homenaje especial en el marco del 12 Congreso Minero Internacional Sonora, organizado en el 2016 por la AIMMGM.

Cuando le llegó el momento de recibir los honores, el Buen Porfirio expresó: “El año pasado, después de un viaje de trabajo tuve un infarto al miocardio que me postró en cama una semana. Si no fuera por la ayuda de mi familia y uno de mis mejores amigos, quizá estaría en condiciones pésimas. Al mes veo al doctor y se sorprende de verme caminar sin ayuda de un bastón y me dice: Usted es un milagro, esta es la segunda oportunidad que tienes para vivir” y este momento lo estoy disfrutando como si en verdad acabara de nacer”. Llegado a este punto, el Ing. rompió en llanto, el llanto de un hombre enamorado de la vida.

MM-logotipo-horizontal

Recibe nuestro boletin en linea

Es fácil: todo lo que necesitamos es que nos envíes tu nombre y correo electrónico.